Debi Nova, indie la pegó

11933448_10153523116754641_6127345206258056147_n

Debi Nova no durmió bien anoche. Tiene mil cosas en su cabeza. Canciones para su nuevo disco, una mezcla especial de su actual sencillo, preparativos pendientes. Su cerebro no para. Ella es su propia campanita. Material, tamaño y afinación como ninguna.

Me lo confiesa en el momento que me atiende puntualmente a las 10 de la mañana, hora pactada para nuestro encuentro: durmió muy poco, se levantó tarde y se encuentra atrasada. Me pide que la espere 30 minutos. En ese momento, yo le daría mi vida… pero no se lo digo. He esperado 5 años para volver a sincerarnos (tiempo transcurrido desde la última vez que conversamos), así que 30 minutos no es nada. Aprovecho para organizarme un poco más, se me ocurren un par de preguntas nuevas y me reconozco muy agradecido con Deborah Nowalski.

Debi-Nova-Grammy-Latino-categoria_LNCIMA20141011_0098_28

Cuando la busqué para este encuentro le advertí que se trataba de una locura nueva mía, una página independiente llamada De Malas Palabras. Fui honesto y le dije que me preocupaba que no fuera de la mano con su imagen, porque aquí yo hago de todo, incluyendo lo que llamé “travesuras”: artículos polémicos que tienden a expresar opiniones fuertes y puntos de vista nada conservadores. Le dije que si quería, entrara al sitio primero para que se diera una idea de los temas y los enfoques. No hizo falta. Con ciega confianza aceptó y aquí estamos. Es hora.

Basta con escuchar su risa para darse cuenta que es la misma Debi Nova que conocí en Repretel, cuando ella estaba por lanzar su álbum debut “Luna Nueva” en abril del 2010 y yo conducía un espacio en 4Music llamado Foro Cuatro, donde me concedería una entrevista para promocionar el material. Recuerdo como si fuera ayer el momento que entró al estudio de La Uruca, abarrotado de varios intrusos y curiosos que habían dejado de trabajar para verla en persona.

¿Cómo no? Era toda una celebrity: acompañada por un entourage de asistentes, representantes y ejecutivos. Vestida al mejor estilo Boho Chic, perfectamente maquillada, peinada y despampanante. Era intimidante. Pero mis nervios desaparecieron cuando me saludó, antes de iniciar nuestra conversación. Era algo tímida pero muy chispa: dulce, discreta y a la vez cálida, elocuente, simpática y con un acento 100% tico.


Nos hemos mantenido en contacto cada tanto por correo electrónico y Twitter a través de los años. Y hoy, 19 de setiembre del 2015, era nuestro reencuentro. Ya no viene acompañada por un séquito de estilistas, relacionistas públicos, ejecutivos de una disquera ni un representante artístico. Es simplemente ella.

Está sola en la casa de sus papás, donde se está quedando con su pareja de más de 8 años, el arquitecto John Osborne (finalmente se casaron en Tamarindo hace menos de 2 meses). Vino a cantar en el Hard Rock Café San José y estrenar a nivel mundial el videoclip de su nueva colaboración con Franco De Vita llamada “Por Última Vez“, el quinto sencillo de su segundo álbum “Soy“. Se trata de una corta visita al país que termina mañana que regresan a su residencia en Los Ángeles, California.

No exagero al asegurar que nuestras respectivas circunstancias han cambiado drásticamente desde aquella primera entrevista. En esa época, el video del sencillo Drummer Boy presentaba a Debi un poco fuera de su elemento, como una quasi Shakira bailando bien destapadita en el desierto al ritmo del pegajoso tema que, curiosamente, no calzaba con la temática personal y la instrumentalización de los demás cortes de su debut. A pesar de convertirse en el éxito anglosajón más sonado en las radios ticas y ser pronosticado como un tema que “sacudiría” las listas en Estados Unidos por la propia revista Billboard, sería la misma publicación la que demostraría lo contrario unos meses después.

1917397_187015649640_2064394_n

El tema apareció por cinco semanas en el listado de Tropical Songs y alcanzó como posición máxima la casilla #25. En la lista de canciones Dance Digitales, logró colocarse en el #15. Su éxito en discotecas fue modesto pero más positivo: se mantuvo por más de 3 meses en la lista Dance Club Songs y llegó al #5.

El disco, producido por galardonados genios como Gustavo Santaolalla y Marius de Vries estaba cargado de hermosas composiciones pero tan sólo logró la posición #22 en el Heatseekers Chart (reservado para artistas que no han ingresado antes al Billboard 200 Albums Chart), y desapareció por completo 2 semanas después. Por eso el trago sabía tan amargo: “Luna Nueva” era una joya musical y un fracaso comercial que, incluso, le causó millones de dólares en pérdidas a su antigua disquera (Decca/Universal).

386325_10150420870785679_904940969_n

Mientras Repretel cancelaba mi programa para darle cabida a un espacio de concursos que luego se transformaría en la base de Combate, Universal le daba muerte súbita a la promoción y distribución del álbum de Debi. Después de presentarse en programas con audiencias de millones en ABC (Dancing With The Stars) y FOX (So You Think You Can Dance?), más un fuerte impulso por la cadena bilingüe MTV Tr3s, su futuro discográfico estaba en la cuerda floja. Y no era la primera vez.

Viéndolo a la distancia y desde el lugar en el que estás hoy, ¿cómo recordás esa etapa en la que te diseñan una imagen para el mercado anglo con el video de Drummer Boy y el posterior lanzamiento de ‘Luna Nueva’? 

— Definitivamente ‘Luna Nueva’ fue un disco para mí muy importante porque fue mi primer disco. Significó exploración, aprendizaje y encontrar realmente mi lugar en un escenario. Hubo muchas cosas que me encantaron de ese disco de la misma forma en que hubo muchas otras que no me agradaron tanto. En realidad fue un disco que nació de mí, pero hubo mucha mano de terceros en el proceso y terminó siendo un disco que no sentí como mío propiamente. Era el producto de un equipo, es parte de la maquinaria y eso pues también es válido.

Yo creo que uno se manifiesta exactamente en esta vida. No podés echarle las culpas a los demás, porque uno es el capitán de su barco. A mí me gusta Drummer Boy, me parece que es una canción con un mensaje bello. Sin embargo descubrí en el proceso que cuando tenés que comenzar a ‘vender un disco’ no queda de otra que consumirse en el trabajo abismal. Son horas de horas, entrevistas, presentaciones, aviones, noches solitarias y al principio estás a la merced de una sola canción.

DebiNova-LunaNueva

Yo no sentía que Drummer Boy fuera mi escudo, sabía que había mucho más de mí como artista y que no se mostraba en el video ni en la canción. Sentía este vacío porque a mí me encanta estar en un piano tocando, me encanta estar en un escenario con mi guitarra. Entonces se me empezó a complicar porque la disquera quería que cuando yo fuera a promocionar, que saliera con una pista y 2 bailarines. Yo dije, ¿qué estoy haciendo?

Yo nunca me imaginé ejerciendo mi profesión de músico con 2 bailarines y una coreografía. Es una cuestión completamente personal y precisamente porque hay personas como Beyoncé y Shakira que lo hacen de manera increíble. Yo no quería competir con eso porque yo sentía que no era mi fuerte, ni lo que yo podía ofrecer de forma auténtica y especial al mundo.

Recuerdo haber estado muy pendiente de las listas en Billboard la semana posterior al lanzamiento de tu disco y  ver que desgraciadamente nunca figuró siquiera entre los 200 más vendidos. Yo saco cuentas y calculo que Luna Nueva no pudo haber vendido más de 2000 copias.

— Nooo, en términos comerciales, ¡fue un completo fracaso! (ríe y se carcajea) El nivel de inversión que hizo la disquera norteamericana no se recuperó nunca. Creo que en parte hubo muchísimos errores de mercadeo, comenzando por presentarme como alguien que no soy. Porque de ahí, ¿hacia dónde vamos? Si vos comprás el disco porque mi carta de presentación es Drummer Boy y de pronto escuchás Ashes & Pearls, Corazón Abierto, Don’t Want To Forget o Something To Believe In, la gente se queda totalmente confundida.

Recuerdo estar en el aeropuerto de Miami y leer en la versión anglo de la revista People la primera crítica negativa del disco y ¡a mí se me cayó el mundo! (ríe) Decía algo así como “si usted está buscando la próxima sensación del dance y la zumba, éste NO es el álbum para usted“… Diay, ¡tienen toda la razón! Drummer Boy fue una canción que a mí me inyectaron al final. Entre la disquera y mi equipo de representantes me pusieron en contra la espada y la pared y me dijeron: “o sacamos este sencillo o no sale el disco”. Y yo ya tenía muchos años de tener este sueño de sacar un disco así que decidí irme en la ola. Al final, creo que fue la decisión correcta.

Nota: el review de People no es tan fatalista como Debi lo recuerda.

¿Y por qué no hubo seguimiento por parte de la disquera? Al ver que no fue la mejor estrategia, ¿por qué no apoyar un último tema que representara al disco?

— Ese fue el gran problema, que no hubo estrategia de mercadeo. Se gastaron todos los cartuchos con Drummer Boy y ya cuando vieron que la cosa no daba para más, la disquera estaba muy frustrada. Tampoco existía la mejor relación entre la compañía y mi representante en ese momento. Hubo muchas piezas que no favorecieron al proyecto. Yo creo que yo me cansé, Daniel. Yo no estaba contenta. Estaba desgastada de vender algo en lo que no creía con todas las células de mi cuerpo. A pesar de eso, sin ayuda ni el menor interés de Universal, yo vine a Costa Rica y decidí grabar un video para We Were Young, que dirigió mi esposo. La canción no fue sencillo ni obtuvo el apoyo de la disquera, pero me representa más como artista y expresa el orgullo que siento por este país.

Ya vos habías tenido una experiencia años antes que me imagino debió ser sumamente cruel. Firmaste un contrato discográfico con Warner Music Group y en el 2004 lanzan el sencillo One Rhythm, que llega al #1 del Hot Dance Club Tracks Chart de Billboard. Grabás un disco completo y después te dicen que ni siquiera saldrá a la venta. ¿Cómo se recupera uno de semejante noticia?

— Fue completamente dolorosa la experiencia, claro. El disco estaba grabado, terminado, mezclado, masterizado, incluso teníamos lista el arte del disco. Por cuestiones de política interna, en el momento en que despiden a la persona que me había firmado y quién sabe qué otra clase de asuntos al disco me lo engavetan y yo me comencé a poner ansiosa después de tanto tiempo y pedí mi carta de retiro. Eso fue lo que pasó con Warner.

Ahí sí estaba a punto de dejar la música. Tenía 24 años, había interrumpido la Universidad por años, dije: ‘voy a terminar mi carrera de educación musical y después voy a ver qué hago’.

Pero al igual que Franco De Vita fue mi angel de la guarda en el 2011 cuando me invita a participar en su álbum Primera Fila, Ricky Martin fue mi salvador en el 2005 después de lo que pasó con Warner. Colaboré con él en su disco y me fui de gira por meses como parte de su banda por todo el mundo.

Y en el caso del disco engavetado por Warner, ¿qué pasa con esas canciones que eran tus composiciones? ¿Le pertenecen a la compañía en perpetuidad y se convierten en ‘obras estériles’?, ¿ya nadie las puede grabar o comercializar?

— Yo soy dueña de esas canciones y de hecho he subido unas cuantas que están en mejor calidad a mi cuenta de Soundcloud. Tengo como 70 de esas canciones guardadas.

¡Pues deberías subir más! Cuando se trata de vos, yo siempre quiero más. Ahora, la historia de Ricky la habíamos hablado la ocasión anterior. Volvamos a ese 2010 con ‘Luna Nueva’. Yo pienso que de no ser por ese álbum nunca habrías participado como invitada de lujo en el ‘Primera Fila’ de Franco De Vita con Si Quieres Decir Adiós, que yo quiero decir suena más a una canción tuya que de él. ¿Cómo se conocieron?

— Bueno, sí hay algo cierto es que ‘Luna Nueva‘ me dejó varias cosas maravillosas. Llegué a los monitores y oídos de varia gente, sobre todo de la industria. Entre ellas, un chico de Sony Music llamado Mauri Stern, que estaba en Magneto. ¡Ja ja ja! Él ha manejado la carrera de artistas, sabe mucho del negocio y es divino.

Yo ya estaba desencantada con mi experiencia en Universal Music y en una oportunidad que dí un concierto en Miami me reuní con él y le dije que nunca me imaginé que esto iba a ser así, estoy harta de mi manager. Me sentía como en una cárcel. Y ahí es cuando yo atravieso por una especie de divorcio con la que era mi manager porque llevábamos más de 6 años trabajando juntas. Tenía una personalidad muy fuerte y hacía su trabajo muy bien pero teníamos visiones creativas muy diferentes.

Mauri y yo conversamos, él me dijo “dejáme ver cómo está la situación en Sony Latin, a ver si les interesa tener una reunión con vos para ver si quieren hacer el próximo disco con vos”.

Yo ya estaba viendo hacia adelante, hacia el futuro. Se da la relación con Sony y me cuentan del proyecto de Franco De Vita y que estaban buscando una mujer como más nueva para participar en una de las canciones. Audicioné y me dieron la gran oportunidad.

De julio del 2011 hasta agosto del 2012 estuvimos de gira. Fue increíble sentarme cada noche y tocar ese piano. Además de que Franco es un ser estupendo. Lo quiero muchísimo. A Ricky igual. Con él la experiencia fue distinta en el sentido de que yo era corista, era parte de la banda. Con Franco yo era la artista invitada, la canción se convirtió en un éxito. Fue maravilloso. Volví a la vida porque me pude despegar de todo lo que necesitaba despegarme.

¿Es en esta etapa cuándo comenzás a crear lo que eventualmente se convirtió en tu segundo disco? ¿Te aproximaste nuevamente a la composición?

— Exactamente.

Y me causa curiosidad: es hasta ahora que finalmente sos una artista independiente que has tenido la libertad de hacer la música que querés. Y sabés que es un lujo que no todos se pueden dar. Pero has comido calle y te lo merecés. Creo que lo que ocupás es ser tu propio jefe. Eso por sí solo te ganó la nominación a los Latin Grammys, en mi humilde opinión..

— Gracias. (ríe) Después de la gira y de que se disolvieron todos mis contratos disqueros entré en un estado total de renacimiento. Me replanteo desde quién soy hasta qué quiero hacer. Y empiezan a nacer canciones y lo vacilón es que estaban llenas de esperanza. Lo que descubrí fue que me estaba aprendiendo a querer como soy sin darme tanta lata. Sin pensar en qué la cagué o en qué hubiese sido si tal cosa…

Todo pasó como tenía que pasar y trabajo estas canciones que son en español. Son pop, un pop quizás un poquito alternativo pero sigo siendo pop latino. Entonces yo dije ¿qué diablos voy a hacer con éstas canciones?

10440907_10152807945649641_4266076532607246500_n

Había tenido la fortuna de firmar un contrato de compositora con la editorial Warner/Chapel y con ese dinero financié yo misma el disco. Lancé primero el EP Un Día A La Vez con 4 canciones en diciembre del 2013 totalmente sola. Entonces sí soy una artista independiente.

Sin embargo el año pasado logré hacer una alianza con Sony Music Centroamérica & Caribe, que distribuyen y promocionan mi música en ciertos mercados. Esto sucede a partir del lanzamiento de ‘Soy en junio del 2014.

¿Sony Centroamérica se involucra en decisiones de mercadeo o aporta capital para cubrir el presupuesto de esos videos maravillosos que has sacado?

–En realidad las decisiones de mercadeo si van por cuenta de ambas partes.., tanto ellos como nosotros. Yo les entrego el contenido y nuestro compromiso mutuo es que siempre y cuando la calidad sea buena y viable, ellos lo distribuyen, lo mercadean y lo promocionan.

Pero la parte creativa, va por mi cuenta y realmente es lo más maravilloso que me ha sucedido en la vida. A veces no sé de dónde va a venir el dinero o cómo va a suceder pero tengo la libertad de crear sin pedir permiso y con Sony de mi lado una relación muy cercana y de total confianza.

Finalmente podés meter mano en todo, la creación, el concepto de los videos, cuáles canciones son las que compartís con el público y de qué forma. Tenés control total sobre tu canal en YouTube y mantenés un contacto estrecho con los fans. Creo que ha sido una serie de decisión acertada tras otra y te felicito. ¿Te sentís finalmente liberada a pesar de los retos?

— Totalmente. Ahora tengo 20 canciones nuevas que me estoy muriendo por ya meterme a hacer mi tercer disco, pero tengo que pensar muy bien cómo voy a pagarlo.

Hemos estado conversando con Sony Colombia -que implica no sólo Colombia, sino también Venezuela, Ecuador y Perú- para el futuro. Porque cuando iniciamos las conversaciones ya ‘Soy‘ iba muy adelantado, pues no hicimos alianza aún. Pero para este tercer disco es muy factible que sí. De hecho Por Última Vez ha estado funcionando muy bien en todo lado, especialmente en Medellín. Por ahí saldrá algo para el futuro.

cantante-compositora-Debi-Nova-Cupido_LPRIMA20150331_0147_33

Sin embargo, Daniel, honestamente a mí me gusta esto de arreglármelas yo para generar el contenido y entregarlo a tiempo. No quiero atarme a un contrato disquero completo. Claro que me interesa tener la ayuda para el marketing y la promoción.

La verdad es que Sony Centroamérica es un equipazo. Me siento muy afortunada de que seamos aliados. Pero me fascina ser una artista indie. (Risas) me gusta saber que si mañana quiero invertir dinero para hacerle un video a un tema que nunca va a ser sencillo, puedo hacerlo.

Este año la verdad ha sido fenomenal para vos. El lanzamiento de Cupido en colaboración con Ce’Cile fue todo un éxito, cantaste junto a Enrique Iglesias en el Parque Viva, estás lanzando un video espectacular dirigido por Marlon Villar en tu segunda colaboración con Franco De Vita, que va a ser un exitazo radial. Te casaste, cumpliste 35 años. Y todavía no has tenido chance siquiera de irte de luna de miel.

— ¡Ja ja ja! Pero ya la tenemos planeada. Vamos para Italia. Además, los treinta son los nuevos veinte, Daniel. Vos sabés cómo es… ¡Yo no descanso del trabajo!

11257976_10153354422239641_7804176288242001360_n

Hablando de trabajo, ¿qué podemos esperar de vos en el futuro cercano?

— Ya cerramos con broche de oro el disco de ‘Soy‘. El video que dirigió Marlon Villar va a potenciar montones el tema. Incluso junto con Franco hicimos una mezcla especial que vamos a subir a Soundcloud y distribuir por cuanta emisora podamos.

Pero ya tengo la cabeza en el tercer disco, honestamente. Pienso cómo va a sonar, con quién lo voy a hacer…

Adelantáme algo, todo, ¡lo que sea!

— Lo que te puedo decir es que son canciones en español.

10262091_10152397215639641_62104124525418145_n

¿Todas? ¿Cómo se llaman? Dame nombres

Ja ja. Hay una que se llama ‘Pajarito‘. Otra se llama ‘No me sobran los domingos‘, ‘Club de los antisociales‘ pero no creo que vaya en el disco.

¿Por qué? ¿Va contra tu ‘marca‘?

— ¡Idiota! Ja ja ja. Puede ser. ¿Van a decir a ésta qué le pasa?

11709354_10153390977299641_3453615738664446586_n

Ahora que sos indie, podés rajarte un poco, subirle la temperatura.

— No sé, hay varios títulos: ‘Perdón‘ y ‘Cuando Se Apagan las Luces‘ son dos que me gustan mucho. Otra que se llama ‘Trescientos Sesenta y Cinco“. En fin. Yo sigo escribiendo. No he parado.

Adelantame un pedacito de ‘Pajarito‘, por favor.

— No, no. A penas están en pañales. Otras no han nacido.

Qué importa, igual por algo existen los ultrasonidos.

— Sí, para la mamá, la familia.

Pero esta página es pequeña, tiene menos miembros que muchas familias ticas. ¡Dejate de varas Deborah que vos sabés que te podés echar un pedo y TODOS te lo aplaudimos!

— JA JA JA. No puedo, mae. Ja ja. ¡Están tiernitas, mae! … Bueno, un pedacito. De ‘Pajarito‘. Una frase que me gusta. Es una canción bien tierna. “Pajarito dime tu secreto que quiero volar y no tengo boleto.” Ya, ¡no me jodás más!

12039678_10153568536794641_6551785863745277404_n

¿Qué tono tiene este disco que empieza a tomar forma? ¿Cómo lo visualizás? ¿De qué animo estás?

— Pues no va a ser un disco dark ni mucho menos. Sí tiene más melancolía que ‘Soy‘, simplemente porque siento que no se puede escribir más feliz que cuando escribí para ‘Soy‘. Los arreglos en este álbum van a ser con acordes menores.

Siento también que en lo musical gravité un poquito a lo brasileño, recordando mi época con Sergio Mendes, mis estudios de jazz. Va a sonar definitivamente muy diferente a ‘Soy’. Viene con influencias más latinas. Gravito a canciones que tienen un principio, un medio y un final.

Contame: ¿cuáles son tus malas palabras? No te imagino diciendo: “¡me escupo el culo!”

— ¡JA JA JA! Eso no se me hubiera ocurrido ni para la canción más vulgar. Hmm. Yo creo que son: ¡Me cago! y ¡Qué picha! Ésa la uso mucho, como “mae, ¡qué picha!

¿En qué o en quién te cagarías?

— La violencia y la ignorancia definitivamente son conceptos en los que me cago. Me cago en la vagabundería y la mediocridad. Pero, ¿sabés qué es lo que más me caga? Me caga la pretensión: lo pretencioso y la hipocresía. Me cago en toda esa gente que pretende ser algo que no son.

11707345_10153436578684641_8951127154951373228_n

¿Tenés esperanzas para otra nominación al Latin Grammy este 2015? Leí que las postulaciones se anuncian el miércoles 23 y que consideran elegibles grabaciones lanzadas únicamente entre el 1 de julio del 2014 y el 30 de junio del 2015. Claramente no te pueden volver a nominar el disco, ¿pero sometiste alguno de los sencillos?

— La verdad no tengo expectativas, Daniel. Pero sí sometimos en 2 categorías.

Para Grabación del Año (Record Of The Year) entramos con ‘Por Última Vez‘ junto con Franco porque aunque a penas estamos estrenando el video, el sencillo salió a la venta el 26 de junio (antes de la fecha límite).

Para Video del Año (Video Of The Year) estamos participando con Cupido, junto a Ce’Cile. Pero no creo que tengamos chance en ninguna categoría. Natalia Lafourcade se los va a llevar todos este año. Esa canción ‘Hasta La Raíz‘ me mata.

11057652_10153117324994641_4351366749220558595_o

¿Has tenido la oportunidad de ver la película Presos en esta visita al país?

— Nooo.  No tuve tiempo y me voy mañana. Pero he escuchado cosas muy buenas de la cinta, así que me queda pendiente.

¿Cuáles artistas locales te gustan? ¿Qué discos escuchás?

— Me fascina 424. El disco ‘Oro‘ es mi favorito. Quiero oir lo nuevo de Cocofunka y me encanta Patterns también. Me fascina ‘Shout‘ la nueva canción con Estefani Brolo.

¿Cuándo te veremos en concierto?

— Bueno, me voy de luna de miel el próximo viernes. Recién llegada voy a estar de gira desde el 19 de octubre al 5 de noviembre en México. Voy a Colombia a un festival llamado La Megafest. Después habrá un concierto en Playa Dominical en Patron’s junto con Sie7e para el 14 de noviembre. Y estamos planeando un concierto completo para toda la gente del Área Metropolitana para fin de año, por ahí de diciembre. Si no, será en febrero. Me gustó mucho tocar en el Hard Rock Café. O podría ser en el Jazz Café. ¿Que te parece?

Mientras no le abrás un concierto a Arjona, ahí estaré.

— ¡Le voy a abrir uno en el Estadio Saprissa! No, jamás. Son bromas.

10959481_10153012052779641_6768525697624909188_n

La ví feo por un segundo. Pucha Debi, te agradezco infinitamente el tiempo, la honestidad. Sos auténtica, talentosísima, creativa, activa. Necesitamos más como vos en este país: haciendo lo que les gusta, arriesgando y poniéndole siempre. Sos una bella. Sos una guerrera ¡Gracias!

— No muchísimas gracias a vos. Gracias por hacerme una entrevista tan bonita. Eso te refresca. Cuando saben qué preguntarte, cuando están preparados. ¡Aunque seás un descarado!

Besos, gladiadora. ¡Te quiero!

— Igual. ¡Otro para vos y los supernovas! ¡Seguimos conectados!


2 Comments

  1. Iba a escribir en twitter que la nueva canción de Debi Nova me parecía aburrida. Recordé esta entrada y la leí completa. Debi tiene talento, pero sigo pensando que la última canción en conjunto con Franco de Vita le falta algo y creo que es el arreglo músical porque la versión de Debi sola y con piano en el Teatro Nacional tienen toda la energía que le falta al video nuevo.

    Me gusta

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s