¿No acepta a su hijo gay?

Gay-good

Se acaba de enterar que su hijo es gay o su hija es lesbiana.

Está experimentando sentimientos de culpa (“¿Hay algo que hice mal?”), dolor (“La persona que conocía ya no existe”), preocupación (“¿Será víctima de discriminación?”), estigma social (“¿Qué pensarán de mi criatura? ¿De mí?”) y, en algunos casos, confusión religiosa (“¿Está mi hijo condenado a pasar la vida en el infierno?”).

A la vez, también puede estar experimentando alivio (“¡Ahora sé por qué ha estado tan raro durante todos estos meses/años!”)

O, como la mayoría de los padres, está experimentando una combinación de todos o algunos de estos sentimientos y preocupaciones que son totalmente legítimos.

Así que ahora, ¿qué hacer?

homofobia_cibercorresponsales_org

En primer lugar, un consejo que viene bien cuando tenemos que enfrentarnos a cualquier clase de situación delicada: respirar profundamente.

En segundo lugar, decirse a si mismo que todo esto saldrá bien. Y de hecho saldrá bien.

Porque realmente es posible que un día mire atrás y esté agradecido de haber tenido la experiencia de tener un hijo o una hija homosexual.

Sí, ha leido bien: agradecido.

comingout

En un estudio de familias de jóvenes gays y lesbianas para su posterior libro Coming Out, Coming Home: Helping Families Adjust to a Gay or Lesbian Child (“Salir fuera y volver a casa: Ayudando a familias a adaptarse a sus hij@s gays y lesbianas”), el psicólogo Michael C. LaSala encontró que algunos padres llegaban al punto de pensar que la experiencia de tener un hijo gay o una hija lesbiana les había hecho convertirse en una mejor persona -más abiertas de mente y sensibilizadas con los demás, especialmente con otros grupos minoritarios.

file-photo-shows-gay-and-lesbian-activists-during-a-gay-pride-march-in-hong-kong-via-afp-e1348641972328

Otros llegaron a experimentar un sentido de orgullo hacia la orientación sexual de sus hijos, y gran parte afirmó que las relaciones se habían hecho más cercanas, fuertes y honestas que nunca.

Si acaba de descubrir que su hijo es gay, lesbiana o bisexual probablemente piense que las ideas anteriores son absurdas.

Se equivoca profundamente.

Basado en la investigación y experiencia clínica del experto y libro previamente mencionado, aquí le dejo una serie de consejos que probablemente le serán útiles:

1. Encuentre alguien con quien hablar

12246821_1003413239704274_8216652934605248064_n

A los padres del estudio les ayudó hablar con un amigo de confianza, pariente, compañero de trabajo, o incluso un conocido.

Estos confidentes les permitían desahogarse y además les corregían algunas de las percepciones erróneas que absorben de la sociedad, como que las personas homosexuales son solitarias, promiscuas, raras, y sin sentido de familia.

Por así decirlo, le brindarán normalidad a la situación y le tranquilizarán. Eso sí, asegúrese antes que sea de buen corazón y mente abierta.


2. Considere consultar a un psicólogo 

536702_453485638030373_1213775150_n

Los psicólogos siguen un código de ética que requiere que sean eficientes, respetuosos y tolerantes con las personas LGBT.

De todas maneras, no está de más preguntarle antes de contratar sus servicios sus opiniones acerca del tema.


3. Edúquese

13227028_1122878557757741_2312501935490512989_n

Hay un montón de recursos y artículos por internet que muestran y comparten con evidencia tangible la realidad de la comunidad LGBT. Además, existe una enorme cantidad de libros útiles.

Algunos ejemplos:


4. Contacte a las Asociaciones de Padres de Gays y Lesbianas de su país

417875_526599117385691_310717488_n

En Costa Rica existe esta asociación de padres de gays y lesbianas que probablemente les ayude en gran medida.

GAFADIS ofrece un espacio para la reflexión, el apoyo y la contención a madres, padres, familiares y amigos/as de personas gays, lesbianas, bisexuales, transgénero e intersexuales que deseen aprender a superar los mitos y estereotipos que les impiden relacionarse naturalmente con ellos y ellas, apoyarles y acompañarles.

Su objetivo es generar un espacio para que padres, madres, otros/as familiares y amigos/as de personas que pertecenen a la Diversidad Sexual aprendan a superar los obstáculos que les impiden aceptar, apoyar y acompañar a sus seres queridos.


5. Permita que su hijo o hija le enseñe

10603594_843096912402575_3012047727400068191_n

Piense que su hijo es una parte de usted; y si se lo ha contado es porque lo ama. Probablemente quiere y busca una relación más cercana y honesta con usted.

También puede enseñarle algo acerca del colectivo LGBT y acerca de la aceptación y el amor. Y, sobre todo, puede evacuarle todas esas ideas equivocadas de la sociedad acerca del sexo, género o las relaciones que mucha gente repite y perpetúa.


hijogay

Lo que está claro es que si ha leído hasta aquí significa que está dispuesto a dar el primer paso, lo que es un buen indicador de que no importa lo mal que se sienta ahora, sabe que se sentirá mejor.

Tenga en cuenta que ha comenzado un viaje y al igual que todos los viajes, es importante mantenerse en movimiento… con amor, respeto y siempre hacia adelante.

Sea valiente. Sea fuerte. No abandone a su hijo. Jamás oculte su sexualidad, y tampoco la ignore. No es su culpa ni responsabilidad. Si los demás no lo entienden, son ellos los que tienen un problema: no ustedes.

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s