¿Adiós, Viagra? La marihuana es el nuevo remedio afrodisíaco para la disfunción eréctil

weed-1000x625

Muchos usan ostras, chocolate o fresas con champaña como afrodisíacos, pero parece que ahora la marihuana entrará en este exclusivo grupo de sustancias que incrementan el deseo sexual.

De acuerdo con un nuevo estudio publicado por el Pharmacolohical Research Journal, esa teoría de que el cannabis sería la mejor ayuda en la cama podría haber sido comprobada.

En el estudio, un grupo de investigadores de la Universidad de Catania en Italia, así como de la Universidad Charles y la Universidad Masaryk de la República Checa revisaron una serie de investigaciones realizadas en los años 70 y 80 sobre los efectos del cannabis en el deseo y la satisfacción sexual.

Descubrieron que las personas que consumían cannabis antes del sexo experimentaron “efectos afrodisíacos” en aproximadamente la mitad de los casos reportados, mientras que el 70 por ciento afirmó que el consumo previo al coito llevó a “mejorar el placer y la satisfacción”.

Uno de los estudios examinados fue el de Erich Goode, ex profesor de sociología en la Universidad de Stony Brook, en 1970.

Goode encontró que el uso frecuente y moderado de la marihuana podría estar relacionado con efectos afrodisíacos en aproximadamente el 50 por ciento de los usuarios encuestados y un mayor placer en aproximadamente 70 por ciento de los sujetos.

Un estudio de 1983 publicado en The Journal of Sex Research apoyó los hallazgos de Goode, escribiendo que aproximadamente la mitad de los usuarios de cannabis encuestados reportaron un aumento del deseo sexual y alrededor de dos tercios reportaron mayor placer sexual después de consumir la hierba.

En estos estudios, los detalles como cuánto y con qué frecuencia los participantes fumaban tenían un peso considerable: por ejemplo, fumar alrededor de 50 cigarros en un período de seis meses resultó beneficioso, mientras que fumar menos de uno a la semana resultó en una dramática disminución de los efectos sexuales.

En un estudio de 1974, el presidente y CEO del Proyecto de Vacunas Humanas, Wayne Koff, encontró que un solo era sexualmente estimulante, mientras que dosis más altas hacían que la satisfacción sexual fuera más difícil, dándole nuevo significado a la frase “menos es más”.

¿Cuál es la lección aquí? En primer lugar, que revisar estudios hechos en los 70 siempre es bueno, y que la próxima vez que estén buscando alternativas para ponerle sabor a las cosas en la cama, consideren encender la llama… de un porro y fumarlo juntos.

Todo por la ciencia.

1 Comment

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s