Sexo en Tiquicia: no seré feliz pero tengo marido

Apreciada gente que me sigue, hoy vengo a hablarles de un tema cotidiano, bueno, como casi todos los que hemos tocado en estas columnas, pero que a veces se omite porque uno no quiere caer mal ni quiere andar pegándole “jeterazos” a todo el mundo.

El caso es que en estas cosas de la sexualidad, los sentimientos y las relaciones de pareja (de cualquier pareja, tomando en cuenta la diversidad que siempre ha existido), mucha gente prefiere estar con cualquier pelagatos con tal de no estar solo o sola. Sí, así como lo oyen, muchas personas incluso se casan sin amor, por torta, porque las iba a dejar el tren, porque les daba miedo la soledad, etc. Ese tipo de acciones en sí mismas no son malas, lo malo es andar jugando de que “estamos felizmente casados”, de que “estamos muy bien con sutano o mengano”, cuando la realidad es otra.

pareja11

La pregunta que surge ante esas situaciones es: ¿a quién quieren engañar? ¿Qué ganan con esa mentira? ¿Por qué no aceptar las cosas como son? ¿Que me casé por torta?, diay sí. ¿Que me casé por plata?, Diay sí… ¿Que cogí lo primero que me salió para vengarme de alguien? No lo voy a negar. ¿Qué me casé amando a otro y que aún lo amo? Ejemmmmm, sí.

Pero en Tiquicia, las apariencias son tan importantes que la gente termina incluso creyéndose sus propias mentiras. Incluso lo sexual pasa a segundo plano y por razones obvias: si no les tembló la mano para “embarcarse” en matrimonios por conveniencia o relaciones calculadas o whatever, menos les va a importar el goce de los cuerpos que viene aparejado cuando uno busca una relación libre y en completa gratuidad…Ahhh nooo. ¿El sexo? No es lo más importante. ¿Lo sexual? Eso se acaba muchacha, no sea tonta.

pedro-el-escamoso-e50-s1-281x211

Miles de veces he escuchado ese tipo de argumentos…que lo bonito no se come (y yo digo, no se come, pero se chupa), que lo más importante es el amor, claro, el amor asexuado entre los esposos aunque terminen pegándose los cuernos por razones obvias de “desnutrición forzada”. Incluso, recuerdo una famosa frase de aquella novela colombiana Pedro el Escamoso, en donde una madre le decía a su hija que uno no debía casarse con quien uno quería sino con quien más lo quisiera a uno. Y no digo que algo de sabiduría haya en este consejo de novela, la cosa es que no convence porque pareciera que le están diciendo a una: “mamita, resígnese, mejor que la amen a usted amar”.

torres

Hace algunos años la actriz María Torres nos sacó las lágrimas de la risa con aquella obra llamada “No seré feliz pero tengo marido”. Cuando la fui a ver me pareció una de las obras más chistosas y al mismo tiempo, más crudas que había visto. Desde luego, lo sexual era lo primero que se sacrificaba, es decir, el marido, un viejo panzón y descuidado, tenía mujer solo para que le planchara, le cocinara, en fin, para que llenara un espacio más en la casa. Tenían sexo cada muerte de obispo y polvo de gallo. Y la mujer, ella, criticaba ese rol, criticaba a su fofo marido pero no lo dejaba…escogió no ser feliz pero al menos, tener al marido de consuelo. Ante la sociedad hipócrita, eso es lo que cuenta.

Con los maes ocurre lo mismo. Algunos, no todos, son conscientes de lo que han hecho. Muchos tienen incluso hijos no porque los hayan pedido sino porque “vinieron”, como del cielo, como el maná en el desierto. Es triste porque ellos también se marchitan y se ven como agüevados. No es que una crea en la felicidad total, esa no existe, ya lo hemos dicho en otras columnas. Pero puta, por lo menos un estado mejor, algo realista pero no por eso castrante. Cierto es que el matrimonio como institución hace siglos que no sirve, pero de eso a andar con una cruz toda la vida y jugando de mártir, francamente, ya no va.

munecomadera

En realidad, es preferible estar solo o sola un tiempo, conocer el propio cuerpo, disfrutar de la soledad, del coqueteo, del juego y pues luego andar con alguien. Sea que dure mucho o poco, el solo hecho de disfrutar en libertad vale la pena. Es que ni siquiera un hijo debería ser obstáculo…uno puede responsabilizarse sin tener que “mártir-moniarse”. La sexualidad es un camino de conocimiento y de compartir, no debe ser una cruz ni un castigo. Y mucho menos, debe ser algo relegado a tercer o cuarto plano: primero el dinero, segundo, la casa, tercero, los hijos, y cuarto, el sexo. ¡NO!!!!

eros 2

El Eros es y ha sido la fuerza que mueve al mundo, la potencia creadora, el goce y también, el dolor. Decir que no es útil, que tiene poco valor, es reducir las potencialidades que como seres humanos tenemos…Aunque no deje plata (con algunas excepciones como la micoempresa), aunque parezca algo de niños, aunque se acabe y justamente por eso, es que deberíamos aprovechar…He escuchado a mujeres de 30 años, que están casadas y hablan como doñitas, dicen que les disgusta el sexo, que no pueden dormir desnudas porque sino su marido no se baja, etc. ¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué salen con esos comentarios si antes de casadas le “daban fuego a la lata tieso y parejo”? Ah, pero esas mismas mujeres son las que luego andan diciendo que están “felizmente casadas”…No joda…

La consigna no debería ser pues “no seré feliz pero tengo marido” sino, “no tengo marido pero, igual, estoy feliz porque me vale pepino lo que dicte la sociedad”.

pleno

Comentarios

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s